Resumen
El estudio realizado, tuvo como objetivo principal formular un diagnóstico de las condiciones ambientales en relación a los factores de tipo físico (ruido, temperatura e iluminación) generados en la Unidad de Cuidados intensivos del hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona.
La investigación fue de tipo descriptiva y transeccional; estudiando una muestra de 16 profesionales de atención directa. Aplicándose seis instrumentos: 1) evaluación cualitativa del ruido ambiental, 2) evaluación cuantitativa del ruido ambiental, 3) percepción de la temperatura ambiental, 4) lectura de la temperatura ambiental, 5) evaluación cualitativa de la presencia de sombras; y, 6) medición de la iluminación ambiental. Los mismos fueron sometidos a revisión por expertos para la validación y la confiabilidad se dio por unificación de criterios.
Los resultados obtenidos evidenciaron que el nivel de ruido para el turno de la mañana, genera niveles de decibeles por encima de la norma, en cambio para la tarde estos niveles están dentro de la norma, pero interfieren en la captación de los mensajes y para la noche los niveles están en norma sin interferencia en la comunicación. Con respecto a la temperatura ambiental los niveles en su mayoría mantuvieron un rango dentro de la norma y cuya aceptación fue tolerable. Sin embargo, en los que corresponde a los niveles de iluminación por áreas estos continuamente mantienen niveles muy por debajo de la norma y se reportaron sombras sobre los distintos puntos de trabajo en todos los turnos.
Introducción
En las unidades de cuidados intensivos debe haber condiciones ambientales específicas, por ser un área en donde se albergan una gran cantidad de riesgos laborales, siendo esta la vía de procurar garantizar tanto la salud del trabajador como el buen desempeño de sus funciones. Toda área de trabajo lleva implícito una serie de riesgos, uno de los objetivos de la salud ocupacional, es identificarlos y controlarlos.
En esta investigación se planteo formular un diagnostico de las condiciones ambientales en relación a los riesgos de tipo físico (ruido, temperatura e iluminación) generados en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona.
Los riesgos físicos sino son controlados pueden impactar en forma negativa al trabajador, así mismo han sido señalados como aquellos elementos que pueden actuar como coadyuvante de diversos efectos, es decir, según sea su nivel, pueden propiciar conductas poco saludables y desencadenar accidentes laborales. Es así como se ha mencionado el papel del ruido en la aparición de cambios de conducta, interferencia en la comunicación, entre otros; la temperatura, en sus condiciones de elevación se le relaciona con irritabilidad y agotamiento, en caso de que estas sean bajas es de esperar letargo y enlentecimiento en las respuestas. En lo que corresponde a la iluminación no deja de ser fundamental su control, ya que tanto la incandescencia como las sombras pueden interferir en la captación de las señales visuales.
Métodos y Resultados
En toda situación de trabajo existen variables capaces de producir o contribuir a producir, entre otros, daños a la salud de los trabajadores. Dicha interacción de variables con el sujeto se da a conocer a través de las condiciones y medio ambiente de trabajo.
El medio ambiente como receptor de la acción humana es el interlocutor de nuestros proyectos de desarrollo, para lo cual tiene sus límites de tolerancia. Si estos son rebasados, aparecen los problemas ambientales.
En este contexto, los trabajadores de la salud no son distintos. En todo caso existen condiciones particulares que nos determinan desde el punto de vista epidemiológico como grupo especialmente vulnerable frente a los riesgos específicos de nuestra labor, hecho agravado muchas veces por la ausencia histórica de cobertura específica en materia de salud laboral.
El término riesgo se asocia a peligro o contingencia de un daño que puede o no suceder. La Norma Covenin 2270:1995 establece que el riesgo "es una medida potencial de pérdida económica o lesión en términos de la probabilidad de ocurrencia de un evento no deseado junto con la magnitud de las consecuencias".
La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) (1986) se refiere a "los riesgos laborales como la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo" (p.15).
Al igual, Vásquez M., Luís (1998) dice que "el término riesgo se asocia inmediatamente con la posibilidad o proximidad de daño, y además es un elemento indeseable y persistente" (p. 63).
Omaña E. y Piña E. (1995), se refieren a los riesgos ocupacionales como "la probabilidad de enfermarse, accidentarse o morir que tienen los trabajadores por la exposición a las condiciones y medio ambiente de trabajo". (p. 37), siendo que esta probabilidad, explican los autores, no siempre se presenta en todos los trabajadores, sino que la aparición de los efectos va a depender del tiempo y frecuencia de la exposición, además del conocimiento que ellos tengan.
Clasificación de los riesgos
Existen varias formas de clasificar los riesgos ambientales; según Omaña E. y Piña E. (1995), los clasifican por su "origen y naturaleza en: riesgos físicos, químicos, biológicos y psíquicos" (p.29). Sin embargo, los trabajadores del equipo de salud constituyen un colectivo particularmente expuestos a riesgos específicos de cada tarea.
Al igual, Nieto, Héctor (1999) los clasifica de manera muy tradicional resaltando los riesgos a los que más frecuentemente nos vemos expuestos como son "condiciones de seguridad, riesgos ambientales, carga de trabajo y riesgos psicosociales" (p.4).
A todos ellos están expuestos los trabajadores de la salud, sin embargo, para los efectos de este estudio se hablará de los riesgos físicos. Los riesgos de tipo físico se presentan comúnmente y en forma permanente en los ambientes laborales en especial en los hospitalarios, mencionando los siguientes: ruido, temperaturas extremas, iluminación, vibraciones, ventilación, radiaciones ionizantes y no ionizantes, y variaciones de presión. De acuerdo a esto todos los trabajadores de la salud están expuestos a los riesgos físicos en mayor o menor grado, pero los que laboran en áreas específicas, en este caso en la Unidad de Cuidados Intensivos la exposición es continua.
Gestal – Otero, Juan (1993), refiere que "el trabajo en unidades de alto riesgo como servicios de urgencia y Unidad de Cuidados Intensivos requieren de gran responsabilidad y una continua disponibilidad" (p.19). Debido a esto la reflexión se hace presente ya que se requiere que el profesional de enfermería mantenga una visión clara en cuanto a los efectos que producen los factores de riesgo físico.
A igual, Nieto, Héctor (2000) dice que:
"Cuando se identifica un factor de riesgo debe intentar eliminarse (reemplazando materiales, modificando procesos, etc.) si ello no fuese posible se deberá intentar evitar la exposición de las personas, ya sea quitando la operación humana de los procesos riesgosos (automatización) o bloqueando la fuente productora del riesgo (aislando). Si nada de ello fuera posible, se procederá al uso de elementos de protección personal que limiten la exposición del trabajador a ese agente (protección auditiva, abrigos, etc.)" (p.4).
Estos factores de riesgos físicos repercuten de gran manera en el personal que labora en esas áreas, entre los que se incluye enfermería, siendo este grupo humano el que permanece mayor tiempo en las mismas.
El impacto de la exposición a riesgos físicos como el ruido, temperaturas extremas e iluminación inadecuada, pueden producir daños fisiológicos y/o psicológicos en el profesional de enfermería. Para ello es necesario efectuar una evaluación de riesgos que implique el reconocimiento de su existencia en el medio ambiente de trabajo, su ubicación y distribución, la identificación de su peligrosidad, la evaluación de sus efectos sobre la salud, la valoración de la exposición y los niveles permisibles. Con objeto de la presente investigación se estudian solamente tres factores de riesgo físico: ruido, temperatura e iluminancia.
Ruido: es un factor ambiental que causa diversos desequilibrios en el organismo humano, perturbando las comunicaciones y alterando el sistema nervioso. Pero no todos los individuos tienen la misma resistencia o tolerancia al ruido, ya que unos son más sensibles al mismo.
Según, Ramírez, Cesar (1994) señala que "el rendimiento del trabajo mental es el más afectado por el ruido. Los individuos que trabajan en un ambiente ruidoso, por lo general, son más nerviosos e irritables que quienes tienen que trabajar en un ambiente silencioso". (p.163).
En la U.C.I. debe haber un control adecuado de ruidos, pues en ésta, este factor es generado en forma continua e intermitente por los equipos como: monitores, ventiladores artificiales, bombas de infusión, cuyo ruido se hace mayor cuando por algún motivo se activan los sistemas de alarmas de dos o más equipos. El ruido puede afectar la salud, causando hipoacusia, depresión e irritabilidad y cambios en la conducta, y en relación a esto la Comisión Venezolana de Normas Industriales (1995) en la Norma 1565 refiere que "no se permitirá exposición a ruidos continuos mayores o iguales a 85 dB, sin la debida protección auditiva". (p.3).
Temperatura: Es un factor ambiental que influye en el bienestar, confort, rendimiento y seguridad del trabajador.
Cuando en un área de trabajo los niveles de temperatura se encuentran en los extremos repercute de forma negativa en el trabajador. En este sentido, Ramírez, Cesar (1994) señala que "el excesivo calor produce fatiga, necesitándose más tiempo de recuperación o descanso que si se tratase de temperatura normal". (p.156). De la misma forma el autor refiere que "el frío también perjudica al trabajador, ya que las temperaturas bajas le hacen perder agilidad, sensibilidad y precisión en las manos".
Pues bien, las temperaturas extremas no sólo resultan un inconveniente para la ejecución de la tarea, sino también para la seguridad del trabajador, y ésta debe ser adecuada según el área, es decir, en la U.C.I este factor es de gran relevancia por que si la temperatura está en los extremos la enfermera no sólo puede manifestar cambios de conducta, espasmos musculares, agotamiento físico e irritabilidad, sino que existe un potencial de riesgo biológico en caso de que la temperatura sea alta, debido a que el ambiente es propicio para la proliferación de agentes infecciosos.
En la norma que establece los Requisitos Arquitectónicos y de Equipamientos para Establecimientos de Salud Médico – Asistenciales (1995) en el Capítulo XIV, Artículo N°58 se define que la temperatura para las Unidades de Cuidados Intensivos debe estar controlada entre 18 y 24 °C.
Iluminación: Es un factor importante en la seguridad del trabajador. Según Ramírez, Cesar (1994) refiere que "la iluminación impropia causa esfuerzos en los ojos y finalmente origina defectos en la visión". (p.167).
En las U.C.I, según Castillo M. y Piña E. (1995) se debe "mantener una iluminancia adecuada y directa, ya sea natural o artificial, es decir, distribuida de la siguiente manera, una iluminación en el techo, lámparas individuales por cada cupo" (p.93). Cuando la iluminación es deficiente puede causar malestares como cansancio visual, mareos y disminución del rendimiento laboral.
Sin embargo, Vásquez M., Luís (1998) refiere que "la iluminación debe corresponder con la textura y color de las superficies visuales en la labor, tal que se eviten los reflejos y la ubicación de la fuente lumínica no debe producir sombras sobre la zona objeto del procedimiento". (p.72).
En los Requisitos Arquitectónicos y de Equipamientos para Establecimientos de Salud Médico – Asistenciales (1995) aparece que es recomendable que el área de atención al paciente posea una iluminación natural.
No obstante, la Norma 2249 de la Comisión Venezolana de Normas Industriales (1993) señala que "los niveles de iluminancia en las salas de recuperación son de tipo local, manteniéndose valores de 500 a 1000 Lux". (p.13).
Por otra parte, en el Reglamento de las Condiciones de Higiene y Seguridad en el Trabajo (1973) en su Título II, Capítulo VI, señala que "el patrono debe tomar medidas en los sitios de trabajo para que éstos tengan iluminación natural o artificial en cantidad y calidad suficientes de manera tal que el trabajador realice sus actividades con la mayor seguridad y sin perjuicio de su vista".(p.31).
Esta investigación se realizó en el Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona, específicamente en la Unidad de Cuidados Intensivos, la cual tiene una capacidad de seis camas operativas, donde laboran 43 enfermeras distribuidas en tres turnos de trabajo, las cuales realizan acciones de atención directa, a nivel administrativo está gerenciado por una coordinadora de enfermería. La muestra propósito de este estudio estuvo representada por 16 enfermeras de atención directa, las cuales están expuestas a los riesgos físicos, cuyas edades estuvieron comprendidas entre 36 a 40 años aproximadamente, las cuales están distribuidas en grupos de 6 por cada turno de guardia.
CUADRO N° 01
Distribución del Profesional de Enfermería por Turno. Unidad de Cuidados Intensivos. Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona – Edo. Anzoátegui. Primer Semestre 2003.
Grupo N° Turno N° Profesionales
1 Mañana 6
2 Tarde 4
3 Noche 6
Instrumentos: el instrumento a utilizar en esta investigación como elemento básico fue la guía de registro, en la cual se anotaron las mediciones obtenidas.
Para ello se diseñaron 6 instrumentos de medición, los cuales se detallan a continuación: instrumento 1: evaluación cualitativa del ruido ambiental (anexo 01), instrumento 2: evaluación cuantitativa del ruido ambiental (anexo 02), instrumento 3: percepción de la temperatura ambiental (anexo 03), instrumento 4: lectura de la temperatura ambiental (anexo 04), instrumento 5: evaluación cualitativa de la percepción de sombras (anexo 05), instrumento 6: medición cuantitativa de la iluminación ambiental (anexo 06).
Ruido:
Se realiza una evaluación cualitativa que consistía en emitir una frase en un tono normal y en un tono bajo y posterior a ello se verificaba en forma inmediata la captación del mensaje (anexo 01). Además se realiza evaluación cuantitativa a través de medición con un decibelímetro del ruido generado en la unidad (anexo 02).
Temperatura:
Se hace una valoración cualitativa referida a una entrevista estructurada para conocer la percepción del clima en el ambiente (anexo 03). También se efectuaron unas mediciones cuantitativas con termómetros de bulbo seco, estratégicamente ubicados en el área (anexo 04).
Iluminación:
Se aplica una evaluación cualitativa a través de la observación directa, durante la realización de los procedimientos de aspiración, cateterismo venoso, preparación de tratamiento y registro de enfermería (anexo 05). También se realiza una medición cuantitativa a través de un luxómetro en diferentes puntos del área (anexo 06).
Descripción para la Medición del Ruido
Estas mediciones se basaron en dos formas, las cuales se especifican a continuación:
Para la realización de la medición cualitativa del ruido esta se efectuó de la siguiente forma: midieron el nivel de entorpecimiento en la comunicación, para lo cual, las investigadoras se dirigieron de una a una al personal que se encontraba laborando en la U.C.I., se pronunciaba en 2 tonos, uno buscando que fuera el tono normal durante el dialogo y la otra frase en 1 tono más bajo, buscando que fuese semejante al susurro. Las frases seleccionadas estaban conformadas por un máximo de 5 palabras y un mínimo de 4 palabras.
En cuanto a la medición cuantitativa: el estudio del ruido se fundamenta en el uso de aparatos de mediciones, que correspondan al sonido de forma aproximadamente igual que el oído humano, dando resultados reproducibles de su nivel. De acuerdo a las especificaciones establecidas en la Norma Covenin 1565:95, las características del ruido que se genera en la U.C.I son ruidos continuos. Lo cual se recomienda mediciones de nivel de ruido en dB (A) (decibeles audibles).
Para ello se dispuso de un instrumento de medición decibelímetro (anexo 08), para cuantificar el nivel de ruido en las áreas de trabajo, donde el personal de enfermería se desempeña frecuentemente. Dicho instrumento está compuesto de un micrófono unidireccional, con un rango de medición de 20 a 140 dB, diseñado para mediciones de ruido en filtro A y respuesta lenta.
Es importante considerar la influencia del instrumento y del operador, ya que pueden existir interferencias que no solo pueden bloquear la señal que venga en dirección dada, sino que pueden también causar reflexiones que produzcan errores de medidas.
En el presente estudio se realizó un levantamiento del decibelaje en 25 puntos, distribuidos en cuadriculas (anexo 09), esto se realizó en tres momentos: en la mañana de 9 a 10 am; tarde de 3 a 4 pm y noche de 8 a 9 pm.
El anexo 9.1 corresponde a la distribución de las fuentes de ruidos, ubicadas en el área de la U.C.I.
Descripción de la Medición de la Temperatura
Medición Cuantitativa: la medición de la temperatura en el ambiente de la U.C.I se realizó de acuerdo a las especificaciones de la Norma Covenin 2254, la cual establece que se deben realizar a través de un termómetro de bulbo seco, ya que está en contacto directo con el medio ambiente.
El control se efectuó cada 2 horas en un lapso de 24 horas.
El estudio de la temperatura se fundamenta en el uso del instrumento termómetro de bulbo seco (anexo 10.2), ya que se obtienen parámetros de temperatura efectiva. Para ello se dispuso de cinco termómetros de bulbo seco.
A continuación se detalla la forma de medición:
Se tomó en cuenta día crítico y si el ambiente se encontraba abierto o cerrado.
Se nivelan los termómetros de bulbo seco.
Se ubica el sistema de medición en un lugar representativo de las condiciones normales de trabajo y a una altura que corresponda al centro del tórax, acorde con la posición adoptada durante la exposición.
Se registra la lectura una vez estabilizado el sensor.
Para la medición de la temperatura, se procedió a ubicar 5 puntos, distribuidos en forma aproximadamente equidistante (técnica de dado) (anexo 10). El anexo 10.1, corresponde a la distribución de los difusores operativos y no operativos del aire acondicionado de la U.C.I.
Adicionalmente para la medición cualitativa durante el transcurso de ese día se realizó una entrevista estructurada a cada miembro del personal de enfermería seleccionado para el estudio, sobre la percepción de la temperatura ambiental en la U. C. I., para ello se le formulaba la pregunta con 4 opciones, la respuesta era registrada en la hoja correspondiente.
Descripción de la Medición de la Iluminación
Para la realización de la medición cualitativa de la iluminación, la cual se refiere a las sombras en sitio de trabajo, se procedió a identificar a través de la observación directa al personal de enfermería, en cada uno de las camas que conforman la unidad, durante los procedimientos de aspiración, cateterismo venoso, preparación de tratamiento y registro de enfermería. Esto se realizó en cada turno de guardia.
La medición cuantitativa de la iluminación en el ambiente de la U. C. I., se realizó bajo la Norma Covenin 2249 (1993), la cual establece que se debe realizar a través de un instrumento luxómetro, dicho instrumento fundamenta el estudio y es utilizable para medir la intensidad de luz en unidades Lux (anexo 11), debido a que cuya base de funcionamiento es una célula fotoeléctrica que convierte el flujo luminoso recibido en una corriente eléctrica. Este se realizó tomando en cuenta las áreas de trabajo de enfermería en los turnos diurno - nocturno.
Para ello, al igual que la medición cuantitativa de ruido, se procedió a identificar a través del sistema de cuadriculación en 25 puntos, seleccionándose para la medición de la iluminación 9 puntos, los cuales corresponden a las áreas del paciente (6), el puesto de trabajo (1) y el área de preparación de tratamiento (2) (anexo 12).
CUADRO N° 02
Evaluación Cualitativa de la Medición del Ruido Ambiental Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona- Edo. Anzoátegui. 2003.
U.C.I/ENF.
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
Tono Bajo (4 palabras)
0/4
0/4
0/4
4/4
0/4
0/4
4/4
4/4
0/4
4/4
1/4
2/4
4/4
4/4
4/4
4/4
Tono Normal (5 palabras)
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
1/5
0/5
5/5
0/5
0/5
5/5
4/5
4/5
3/5
Fuente: Instrumento # 01. Encuesta estructurada
Cuadro # 02. Este cuadro representa los datos de la encuesta estructurada durante la jornada de trabajo. Según los cuales se obtiene los siguientes resultados:
8 enfermeras pudieron captar la frase completa, expresada en tono bajo, lo que representa el 50% de la muestra estudiada.
8 enfermeras captaron en forma incompleta la frase en tono bajo, representando un 50%, de las cuales 6 de ellas, la percepción fue totalmente distorsionada.
En relación, a la captación del mensaje en tono normal se computaron los siguientes resultados:
9 enfermeras (56.2%) captaron el mensaje completo.
7 enfermeras (43.7%) captaron incompleto el mensaje; distribuido este grupo de la siguiente manera: 3 captaron totalmente distorsionada la frase, 3 captaron 4 de las 5 palabras y las 2 enfermeras restantes captaron 3 palabras y 1 palabra de las 5 expresadas respectivamente.
Tomando en cuenta estos datos, se evidencia que la captación del mensaje se vio obstaculizada.
Lo antes planteado, se puede interpretar como un riesgo adicional durante el desempeño laboral, ya que son repetidas las ocasiones en que el equipo de salud, interactúa y depende de la emisión de mensajes orales, los cuales deben ser captados cabalmente por el receptor.
Para el análisis de las mediciones cuantitativas del ruido, se procedió a diseñar un gráfico por turno, en donde se plasmaron los valores según cada sitio de medición. Para ello, se hizo el levantamiento de curvas de niveles de ruido, cuya topografía se convierte en el mapa de niveles de ruido por cada turno.
Gráfico 1: corresponde al turno de la mañana (7am – 1pm), en el mismo se observa que los dos valores más altos se ubican al centro del área, con valores de 95,8 dB cada uno, de ese punto central los valores van descendiendo en sentido hacia la periferia, encontrando que los mismos oscilan entre 67.4 dB a 85.6 dB, por ende la reverberancia se mantiene debido a la inclinación, manteniéndose estos valores fuera de la norma.
Según el mapa de ruido, se puede conducir que la posibilidad de comunicación efectiva se hace difícil en el centro del área, esto se corresponde con lo hallado en la medición cualitativa, donde de las 6 enfermeras del turno de la mañana, solo una (1) escuchó la totalidad de la frase en tono bajo.
Gráfico 2: corresponde al mapa de ruido del turno de la tarde, en el mismo se observa que los mayores niveles de ruido se alcanzaron en la parte baja – lateral izquierda con valores de 78.5 dB y 78.6 dB; a partir de estos puntos en sentido hacia arriba – lateral derecho los valores van descendiendo, siendo el menor 64.8 dB, y por ende se mantienen por la mayor concentración de ruido en esas zonas. Esto se puede explicar, debido a que el personal se mantiene más en el puesto de enfermería y la zona de preparación de tratamiento.
Al comparar estos hallazgos cuantitativos con los cualitativos, se encuentra que solo una (1) enfermera no escuchó la totalidad de la frase en tono bajo.
Gráfico 3: corresponde al mapa de ruido del turno de noche, en el mismo se observa que los mayores niveles de ruido se alcanzaron en el medio del área en un sentido de abajo derecho – hacia arriba izquierdo, con un valor mayor de 69.6 dB en el centro. A partir de este punto en sentido hacia arriba – lateral derecho los valores van descendiendo, siendo el menor 59.9 dB. Los niveles de ruido se mantienen dentro de los rangos establecidos en la norma. A pesar que se concentran más hacia el puesto de enfermería y la zona de preparación de tratamiento.
Al comparar estos hallazgos cuantitativos con los cualitativos se encuentra que de las 6 enfermeras, 2 no percibieron la frase completa en el tono bajo, así es de destacar que el máximo nivel de ruido de la noche, esta cercano del menor nivel de ruido de la mañana, esto se puede explicar porque en este turno se concentran gran cantidad de personas dentro de la unidad.
CUADRO N° 03
Percepción de la Temperatura Ambiental por el Personal de Enfermería. Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona – Edo. Anzoátegui. 2003.
Enfermera
Mañana 7am- 1pm
Tarde 1pm – 7pm
Noche 7pm –7am
Como Percibe la Temperatura del Ambiente
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
Muy Frío
X
X
X
X
X
X
Tolerable
X
X
X
X
X
X
X
X
Agradable
X
X
Calor
Fuente: Instrumento # 03. Guía de Registro de la Encuesta Estructurada
Este cuadro representa la evaluación de la percepción de la temperatura por el personal de enfermería. En cuanto a los resultados se obtuvo lo siguiente:
El turno de la mañana se le realiza la evaluación a las 9:15 am, encontrando que 3 de las 6 enfermeras refirieron percibir una temperatura en la categoría tolerable (50%), 2 refirieron sentirlo muy frío (33.3%) y 1 refirió sentir la temperatura agradable.
En el turno de la tarde se realiza la evaluación a las 2:05 pm, obteniéndose que 2 de las 4 que laboran en ese turno declaran sentir una temperatura tolerable (50 %) y 1 percibe muy fría y la otra agradable (25% c/u).
En el turno de la noche, se realiza la medición a las 10:00 pm, encontrándose que de las 6 enfermeras que laboran en ese turno, 3 (50%) perciben la temperatura como tolerable y el otro 50% como muy frío.
Observando el comportamiento de todo el grupo, se encuentra que el 50% identifica la temperatura como tolerable; 6 (37.5 %) señalan que la perciben muy fría y el resto (12.5 %) como agradable.
CUADRO N° 04
Lectura de la Temperatura Ambiental (°C). Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona – Edo. Anzoátegui. 2003.
Temperatura UCI °C / Termómetro Bulbo Seco
Punto/Temp.
Por Hora
8am
10am
12am
2pm
4pm
6pm
8pm
10pm
12pm
2am
4am
6am
1
19,5
20
18,5
19
19
19
18
18
19
19
19
19
2
20
20
19
19
19
19
18
18
19
19
19
19
3
19
20
18
19
19
19
18
18
19
19
19
19
4
20
20
19
19
19
19
18
18
19
19
19
19
5
19
20
18,5
19
19
18
18
18
19
18
19
18
Valores Promedios
19.5
20
18.6
19
19
18.8
18
18
19
18.8
19
18.8
Fuente: Instrumento # 04. Guía de Registro.
Hace referencia a la lectura de la temperatura ambiental (°C) en la cual se realizaron mediciones en 5 puntos del área en estudio. El control se realizó cada 2 horas, en un lapso de 24 horas. La temperatura osciló entre 18 a 20 °C,
Los 18 °C se alcanzaron en todos los puntos a las 8 pm y 10 pm, a su vez los 20 °C se ubicaron fundamentalmente a las 10:00 am porque a las 8:00 am tuvo una variación según el punto de medición. La norma 2254:95, señala que estos ambientes deben mantener una temperatura de 18 a 24 °C, al respecto se puede señalar que de acuerdo a las mediciones obtenidas el rango se mantiene mayoritariamente dentro de la norma, con solo 2 momentos pico, uno superior y uno inferior.
En relación, a las mediciones realizadas en los 5 puntos, se estableció un promedio para realizar la comparación con la norma establecida. (gráfico N° 4 ). En el mismo se representan en línea amarilla los valores obtenidos y en la línea azul lo normado por Covenin 2254:95 en el mismo se muestra el descanso de las 8 y 10 pm y el incremento de las 8 y 10 am.
CUADRO N° 05
Evaluación Cualitativa de la Presencia de Sombras en los Procedimientos realizados en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona – Edo. Anzoátegui. 2003.
Aspiración Endotraqueal
Cateterismo vía venosa
Registro
Preparación tratamiento
SI
SI
SI
SI
Cama 1
X
X
Cama 2
X
X
Cama 3
X
X
Cama 4
X
X
Cama 5
X
X
Cama 6
X
X
Puesto Enfermera 7
X
Sala Tto 8
X
Sala Tto 9
X
Fuente: Instrumento # 05.Evaluación cualitativa de iluminación (sombras)
Hace referencia a la presencia de sombras en las áreas de trabajo durante la realización de los procedimientos realizados por el personal de enfermería en la U. C. I, en donde se hace evidente que en todos los puntos de observación se halló sombras, es decir, que el personal labora en condiciones de luminaria deficiente.
CUADRO N° 06
Medición Cuantitativa de la Iluminación Ambiental en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario "Dr. Luís Razetti" de Barcelona – Edo. Anzoátegui. 2003.
Medición (Lux)
Cama
Turnos
1
9:30 am-10:00 am
2
3:30 pm-4:00 pm
3
7:30 pm-8:00 pm
1
1075
1053
047
2
995
830
176
3
1645
1150
286
4
1245
910
252
5
1120
1400
286
6
1122
1075
175
Puesto Enfermera (7)
196
195
170
Sala Tratamiento N° 1 (8)
79
75
031
Sala Tratamiento N° 2 (9)
81
70
027
Fuente: Instrumento # 06. Medición cuantitativa de iluminación (Lux)
Hace referencia a la medición de la iluminación ambiental, la cual se realiza en los 2 períodos diurno y 1 nocturno, dicha medición de la iluminación se cuantifica con un luxómetro, encontrándose que los rangos para los tres turnos están fuera de los rangos establecidos (500 – 1000 Lux) (Covenin 2249 – 93)
Analizando los resultados por turnos, se aprecia que la mañana manejó mayormente niveles por encima de la norma (puntos 1,3,4,5 y 6). El punto 2 con 995 Lux esta en un valor que corresponde a lo establecido. En cambio los puntos 7, 8 y 9 poseen niveles de iluminación, muy por debajo. En la tarde, se encontró que 4 de los 9 puntos están con iluminación mayor de la establecida por la norma, los puntos (2 y 4) se ubicaron dentro de norma y los 3 últimos con valores bajos, manteniendo la condición presentada en la mañana. En la noche, la iluminación es deficiente para todos los puntos, alcanzando el valor más bajo en el puesto n° 9 con 027 Lux.
La variación de los hallazgos en los turnos diurnos con el nocturno, en los puntos 1 al 6, se puede explicar por la existencia de amplios ventanales que permiten la luz natural, elemento con el que no se cuenta en la noche, adicionalmente la iluminaria artificial, se encontraba con algunos equipos inoperantes, además de sucios.
De acuerdo a esta condición se pone en riesgo accidental al personal de enfermería cuando realiza algún procedimiento, los cuales necesita de gran precisión por parte de estos profesionales.
Al comparar los resultados de los hallazgos cuantitativos con los cualitativos, se observa que solo existe congruencia con lo hallado en los puntos 7, 8 y 9 y todo el turno nocturno; la diferencia puede estar ocasionada a la postura que aplica la enfermera en la ejecución de los procedimientos.
CONCLUSIONES
1.- En lo que corresponde al riesgo físico: Ruido
1.1.- En el turno de la mañana, se presentan áreas donde el nivel de ruido está por encima de la norma, los cuales van de 95.8 dB a 85.6 dB, cubriendo la zona central del área laboral y según la literatura estos niveles pueden alterar la conducta de los trabajadores.
1.2.- En la tarde, el máximo decibelaje de 78.6 dB en una franja que se ubica en el área lateral izquierda y cuyo nivel a pesar de estar dentro de los límites normados, genera un nivel de ruido que interfiere en la captación de palabras contenidas en los mensajes, lo cual se reflejó en la medición.
1.3.- En la noche, el máximo decibelaje es de 69.6 dB y se ubica en el punto central, es decir, los niveles de ruido están dentro de la norma.
2.- Con respecto a la Temperatura
2.1.- Los niveles de la temperatura ambiental se mantuvieron en su mayoría dentro de los criterios establecidos, con solo dos momentos pico, uno superior durante el turno de la mañana y uno inferior durante la noche.
2.2.- Desde el punto de vista de las mediciones cualitativas de la temperatura, el 50% del personal ha percibido como tolerable, el 37.5% la consideró muy fría y el resto 12.5 % como agradable.
3.- En lo que corresponde a los niveles de Iluminación por áreas
3.1.- Se obtuvo a través del método cuantitativo que los puntos de trabajo correspondiente a: puesto de las enfermeras, sala de tratamiento (en sus 2 puntos) continuamente mantienen niveles muy por debajo de la norma. En los otros puntos de trabajo que corresponden a las camas clínicas, se encontró que durante la mañana y la tarde se manejan niveles dentro de la norma o por encima. En la noche todas las mediciones arrojaron valores por debajo de la norma.
3.2.- En la evaluación cualitativa todas las mediciones reportaron sombra sobre los distintos puntos de trabajo.
RECOMENDACIONES
Presentar los resultados a las autoridades del Hospital, de la U.C.I y al servicio de mantenimiento.
Realizar otra investigación que busque controlar lo hallado en este estudio a fin de intervenir en aquellos aspectos identificados como de riesgo, así se tiene: reverberancia, niveles de iluminación tanto en la reflexión como en los sitios de defecto.
En lo que corresponde a iluminación, atender los aspectos relacionados al mantenimiento de las unidades correspondientes.
Establecer un comité de Higiene y Seguridad, a fin de que guíe sobre todo lo relacionado a las condiciones del ambiente de trabajo.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AVALLONE E. Y BAUMEISTER T. (1998) Manual del Ingeniero Mecánico. Editorial McGraw-Hill. Tercera Edición. Tomo II. México.
BENAVIDES, F.; CASTEJON, E.; MUÑOZ, M.; BENACH, J. Y MONCADA, S. (1998) Glosario de Prevención de Riesgos Laborales. Masson, S.A. Barcelona. España.
BRITISH PETROLEUM EXPLORACIÓN DE VENEZUELA (1997) Manual de Control de Riesgos Ocupacionales. (Health, Safety and Environment) Gerencia de H.S.E. Editorial Sano. Caracas. Venezuela.
CASTILLO M. Y PIÑA, E.(1995) Módulo de Concentración Clínica de Enfermería en Áreas Críticas. Parte I. Segunda Versión. Escuela Experimental Enfermería, Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela. Caracas – Venezuela.
CENTRO INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO (CIED), (2000). La Seguridad, La Higiene y el Ambiente en la Industria. Módulo B: Básico; Petróleos de Venezuela, Sociedad Anónima (PDVSA). Versión Tercera. Zulia – Venezuela.
COMISION VENEZOLANA DE NORMAS INDUSTRIALES (COVENIN) (2260:1988) Programa de Higiene y Seguridad Industrial. Decreto N° 01/06/88. Caracas – Venezuela.
COMISION VENEZOLANA DE NORMAS INDUSTRIALES (COVENIN) (2249:1993) Iluminancias en tareas y áreas de trabajo. Decreto N°120 – 14/04/93. 1era Revisión. Caracas – Venezuela.
COMISION VENEZOLANA DE NORMAS INDUSTRIALES (COVENIN) (1565:1995) Ruido Ocupacional. Programa de Conservación Auditiva. Niveles Permisibles y Criterios de Evaluación. Decreto: 95/12/06. Reunión N° 137. 3ra revisión. Caracas. Venezuela.
COMISION VENEZOLANA DE NORMAS INDUSTRIALES (COVENIN) (2254:1995) Calor y Frío. Límites máximos permisibles de exposición en lugares de trabajo. 1era. Revisión. Reunión N° 137- 95/12/06. Caracas – Venezuela.
COMISION VENEZOLANA DE NORMAS INDUSTRIALES (COVENIN) (2270:1995) Guía para la Integración de los Comités de Higiene y Seguridad Industrial. 2da Revisión. Reunión N°135 – 09/08/95. Caracas – Venezuela.
GESTAL - OTERO, JUAN (1993) Riesgos del Trabajo del personal Sanitario. Editorial McGraw-Hill. 2da Edición. México.
HARRIS, CYRIL (1977) Manual para el Control del Ruido. Edición en Español. Instituto de Estudios de Administración Local. Madrid – España.
HURTADO, JACQUELINE (2000) Metodología de la Investigación Holística. Tercera Edición. Fundación SYPAL. Caracas – Venezuela.
LEY ORGÁNICA DE PREVENCIÓN, CONDICIONES Y MEDIO AMBIENTE DE TRABAJO (LOPCYMAT) (1986) Gaceta Oficial N° 3850 (18-06-86) Caracas – Venezuela.
LEY ORGÁNICA DEL TRABAJO (1997) en GARAY, JUAN (2000) Legislación Laboral Práctica. Ediciones Juan Garay. Reedición. Caracas – Venezuela.
REQUISITOS ARQUITECTÓNICOS Y DE EQUIPAMIENTOS PARA ESTABLECIMIENTOS DE SALUD MEDICO - ASISTENCIALES (1996) Gaceta Oficial de la República de Venezuela. Decreto N° 1.539, 20 de noviembre de 1996. Gaceta N° 36.090. Caracas. Venezuela.
NIETO, HECTOR (1999) Salud Laboral en Medicina, en Salud Pública. EUDEBA. Buenos Aires. Argentina.
NIETO, HECTOR (2000) Suplemento del Diario del Mundo Hospitalario. Año 7. N° 61. Buenos Aires. Argentina.
OMAÑA, E. Y PIÑA E. (1995) Módulo de Enfermería en Salud Ocupacional. Segunda Versión. Escuela Experimental Enfermería, Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela. Caracas-Venezuela.
PINEDA E., DE ALVARADO, E. Y DE CANALES, F. (+) (1994) Metodología de la Investigación. Organización Panamericana de la salud. Segunda Edición. Washintong. Estados Unidos.
RAMÍREZ, CESAR (1994) Manual de Seguridad Industrial. Tomo II. Editorial Limusa. Segunda Edición. México.
REGLAMENTO DE LAS CONDICIONES DE HIGIENE Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO. (1973).Editorial Eduven. Capítulo VI. Caracas – Venezuela.
RODRÍGUEZ, Y., ROSAS, I. Y SICHEZ, J. (2002). Salud Ocupacional y Contaminación Ambiental.
HYPERLINK "http://www.geocities.com/sociedadpga/publicaciones/anoInro1/"
http://www.geocities.com/sociedadpga/publicaciones/anoInro1/
salud_
ocupacional.htm (18-06-2002).
VASQUEZ, LUIS (1998) Bioestadística y Epidemiología. Tercera Edición. Segunda Versión. Escuela Experimental Enfermería, Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela. Caracas. Venezuela.
Agradecimiento
Nuestras más sinceras palabras de agradecimiento, a todas aquellas personas quien de una u otra forma contribuyó en el logro de este gran sueño, en especial a la Lic. Elizabeth Piña, Ing. Luís Vásquez, Ing. Mario José Villasmil, Lic. Ramón Salazar y Lic. Tivisay Sanabria, gracias a ustedes por su paciencia, apoyo y brindarnos la confianza, además por compartir con nosotras su tiempo y sus conocimientos.

Autores:
Piña, Elizabeth
Leuche I., Janett
Ríos, Flor
Salazar de V., Rosa
rosasalazar9[arroba]hotmail.com
rosasalazar9[arroba]hotmail.com


Comentarios

  • Muy Bueno
    Me fue muy util para el trabajo que estoy realizando.

    elbano|2007-01-10 05:42:35

Agregar un comentario


Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo en formato DOC desde el menú superior.